Mañana podría ser condenado a muerte peruano que asesinó a seis personas en Japón

Vayron Nakada Ludeña (al centro), podría recibir la pena de muerte en Japón

Vayron Jonathan Nakada Ludeña quien apuñaló a seis personas el año 2015, es hermano de  Pedro Pablo Nakada Ludeña, asesinó conocido como el ”Apóstol de la muerte”. 

En septiembre de 2015 un horrendo crimen sacudió a la sociedad japonesa. Un ciudadano peruano llamado Vayron Jonathan Nakada Ludeña, apuñaló mortalmente a seis personas en la ciudad de Kumagaya, el caso de asesinato que ha conmocionado Japón llega a su fin mañana con la condena a pena de muerte o declaratoria de inocencia de nuestro compatriota.

Por la forma “extremadamente cruel e inhumana” de los crímenes, la fiscalía japonesa ha pedido para Vayron Nakada la pena de muerte, de aplicarse la pena capital, este hombre de 32 años podría convertirse en el primer peruano en recibir este tipo de condena en Japón. Por su parte, Ichiro Muraki, abogado defensor de Nakada espera se le declare inocente por padecer ”una esquizofrenia claramente probada”, mientras tanto en Lima, a miles de kilómetros de distancia la familia del ciudadano peruano no puede hacer más que esperar la decisión de la justicia japonesa.

Horrendo crimen

El caso de Nakada Ludeña es uno de los más sonados y mediáticos casos policiales en el país asiático. Este hombre que llegó a los 18 años a Japón para buscarse un mejor futuro, no tuvo compasión para asesinar cruelmente a seis personas entre el 14 y 16 de setiembre del 2015. Su primera víctima fue una anciana de 84 años que vivía sola, luego siguió con una pareja de esposos y terminó con un hombre de 41 años y sus dos pequeñas hijas de 10 y 7 años, fue en la casa de sus últimas víctimas donde fue localizado y detenido por la policía. La captura del peruano incluso fue transmitida por televisión y en su afán de escapar el asesino se cortó las venas y saltó desde un segundo piso resultando inconsciente y permaneciendo en estado grave por varios días.

Este hombre, que quedó huérfano desde muy pequeño, y que a pesar de tener a sus hermanas en Japón nunca encajó en la sociedad nipona, también es hermano de Pedro Pablo Nakada Ludeña, el tristemente celebre ”Apóstol de la Muerte”, hombre quien mató a más de 20 personas en el Perú entre los años 2005 y 2006. A pesar de este historial para el abogado de Vayron el caso de su defendido es distinto pues la legislación japonesa no puede declarar culpable a una persona con problemas mentales y por eso no solo ha pedido su absolución sino también que sea enviado al Perú para su tratamiento psiquiátrico. 

  “En casos como el de Vayron, si bien el acusado es declarado inocente no queda completamente en libertad, ya que, tomando como base la Ley de Observación Médica, el juzgado emite una orden para que obligatoriamente reciba tratamiento psicológico. Pero es imposible que Vayron sea tratado en Japón porque las diferencias de idioma y cultura lo impiden. No hay un solo psiquiatra en todo el país que pueda atenderlo, y usar un traductor no solo sería muy costoso sino prácticamente imposible por la naturaleza del tratamiento. Por eso también estamos solicitando que sea deportado al Perú inmediatamente”, detalló el abogado Muraki.

Imagen: Captura ANN News


Si te gusto este artículo, recibe más de nuestras últimas
publicaciones cómodamente en tu inbox.
SUSCRÍBETE AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *