Calladita mejor

Al inicio de esta semana la jefa y lideresa del ”fujiburrismo” nos hizo el lunes a todos los peruanos. Keiko Fujimori nos saludó a todos por el Día del Trabajo dejando en claro que el trabajo es el motor del desarrollo. La pregunta es : ¿se puede tener tan poca sangre en la cara, pero siendo a la vez tan poco inteligente? 

Obviamente, con esta ”cachita” que nos hace la hermana de Kenji se ganó a pulso sus ricos memes de todos los colores y calibres, pero más allá de eso, con ideotas como esta ¿cómo deja a su partido que se hunde día a día en las encuestas ? ¿quiénes son sus asesores en la sombra…Mamani y compañía? Keiko no sabe, no razona, no actúa ”pensando”, como diría el profesor Gareca. 

Treinta millones de peruanos sabemos que la jefa de Fuerza Popular no trabaja y nunca ha trabajado en su vida. Entonces, ella podría decir en su descargo que  prefirió invertir en su formación profesional, que decidió robustecerse académicamente con postgrados y maestrías en prestigiosas universidades del mundo, pues nada. No se nota, no lo demuestra, no tiene nada, en consecuencia, su cerebro tampoco trabaja, al igual que el de la mayoría de sus parlamentarios que solo pueden abrir la boca para dos cosas: mentir o embarrarla. 

Keiko Fujimori no puede hilar una frase o una oración coherente sin haberla aprendido antes de memoria. Está condenada a un telepromter, a que le soplen las respuestas porque no hay capacidad reflexiva, ni de discernimiento, mucho menos ese intelecto que haga la diferencia en alguien que aspira tanto a ocupar la más alta magistratura del país , aunque es verdad que en los últimos tiempos tampoco ha habido nadie bueno ni brillante sentado en el sillón de Pizarro, pero se supone que ella es la cabeza de una gran fuerza política en el pais. 
La lideresa del fujimorismo jamas será presidenta del Perú, el cargo le quedaría más grande que a los otros, incluso tanto o más que al ”cosito” Humala. ¿Puede corregir Keiko a sus mentirosos e iletrados Yesenia Ponce, Betty Ananculi y Mamani? pues no, ya que está  claro que todos se sentaron siempre en la misma carpeta.

Visto lo visto, si no tienes nada que decir, pues no digas nada Keiko Sofia. No saludes a nadie por el Día del Trabajo…calladita te ves más bonita y menos gordita.


Si te gusto este artículo, recibe más de nuestras últimas
publicaciones cómodamente en tu inbox.
SUSCRÍBETE AQUÍ.





1 Comentario »

  1. La realidad es que el fujimorismo es una de las peores cosas que le pudo haber pasado al Perú. Un meme decía: “No puedes decir TE AMO PERÚ y haber votado por Keiko; es incongruente”. Y es la pura verdad que surge de la razón y de dejar los apasionamientos a un lado.